Encabezado-web.png

Conoce a las nuevas personas de la Comisión Permanente

En la Asamblea General del pasado 27 de abril, las asociaciones que forman parte del Consejo de la Juventud de Alcobendas (CJA), eligieron a Javier, Violeta y Sergio para pertenecer a la Comisión Permanente (CP), que es el órgano directivo y ejecutivo del CJA.

Además, el pasado jueves 6 de mayo, les hicimos una entrevista en el canal del Twitch del CJA para presentar a nuestros nuevos componentes de la CP para que nos contaran por qué han decidido presentarse a las Vocalías, cuáles son sus motivaciones y propuestas.

Javier Rojo, de la asociación Clandestino y vocal de Participación.

Le interesa mucho el tema de la participación, incluso si no hubiera sido vocal y hubiera salido otra persona iba a seguir estando por esos lares, porque desde su punto de vista, es la más transversal.

“Se trata del relevo generacional de nuestra ciudad en todos los canales de participación que existen, para que nuestra generación se haga cargo de ellos y en esas líneas, batalla a batalla, debemos ser una fuerza que impulse este movimiento. Si no se hace nada, todo se va a quedar exactamente igual, si nadie se queja de nada sería porque todo funciona perfectamente. Pero no es así y es necesario que conozcamos cómo incidir políticamente, ya sea a nivel del Ayuntamiento, de la Comunidad de Madrid o Estatal.” Por lo que considera interesante también llevar las problemáticas de la juventud y sus necesidades a otros organismos como el CJCM o CJE, colaborando así con otras entidades.

No hay un enemigo al otro lado – comenta Javier – pero sí hay algo que hay que mover y para esto es importante que haya gente dispuesta a ayudar y poner de su parte, además debemos hacer un esfuerzo: hay que proponer, hay que impulsar y hay que suplir ese rol de iniciativa.

Javier tiene varios puntos que quiere exponer: En primer lugar, intentar reavivar el CJA por dentro y volver a ilusionar a las entidades miembro. Hablar con las asociaciones del ámbito infantil, que antes participaban más y entender el por qué de esa desilusión, además de poderlas ayudar con las losas burocráticas. Promover más sinergias entre las asociaciones, dando a conocer tanto de forma interna como al público qué hacen las asociaciones del CJA, coordinando actividades en común. Por otro lado, participar más y hacer más visibles los canales de participación que ya existen para involucrarse en la vida pública. “Hay que darles más bombo y a los jóvenes más voz” – afirma Javier, a quien le hace mucha ilusión coordinar al Grupo de trabajo de Participación para involucrarles más. Él hace tres años no estaba metido en nada asociativo, pero en cuanto empezó a participar, quiso dedicarle todos sus esfuerzos y energías.

En cuanto a la participación de personas no asociadas, Javier está colaborando con IMAGINA en un programa que se llama Jóvenes corresponsales en el que están buscando la manera de comunicar mejor a la gente joven y hacerles llegar la información juvenil.

También pretende que las personas nuevas que se incorporan a las asociaciones conozcan qué es el CJA fomentando así el relevo generacional y quitarles el miedo, ya que entiende que al principio puede abrumar, pero no es más que comprometerse a “unas reuniones, tomar algunas decisiones y poco más”, aunque luego puedas involucrarte más o menos. Por ejemplo en su asociación, Clandestino, están fomentando que a las reuniones vaya una persona veterana y alguien nuevo.

Estos son los más principales, pero también quiere trabajar para que “el dinero no sea un problema”, es decir, que las subvenciones lleguen antes, que no estemos en seco durante medio año porque no llega la subvención del anterior. “Esto requiere de tiempo, hay que hacer muchas cosas y no sabemos hasta dónde podremos llegar, porque es un monstruo gigante al que hay que enfrentarse” nos comenta Javier sobre la administración pública.

También está trabajando para buscar una solución a la problemática de las cuentas bancarias para asociaciones, ya que es imprescindible tenerla para recibir una subvención. Pero ningún banco ofrece una cuenta bancaria sin comisiones de mantenimiento o por hacer transferencias. “Esto es un problema sobre todo para las asociaciones pequeñas y no tiene sentido” – afirma Javier, ya que en muchas ocasiones casi un tercio de la subvención va para gastos de mantenimiento de la cuenta que la asociación debe poner de su bolsillo. Propone que el Ayuntamiento medie con las entidades bancarias con las que trabajan y acordar un convenio para impulsar a las asociaciones.

Violeta Cano, de la asociación Papel Continuo y vocal de Igualdad y Diversidad.

Violeta nos comenta que las Vocalías son sencillas de entender, “se trata de unos Grupos de trabajo en base a unos campos de interés y de preocupación sobre cosas que nos afectan a las jóvenes”. En esos grupos de trabajo hay personas que primeramente no se conocen de nada, pero que tienen objetivos y preocupaciones parecidas y decidimos trabajar por ello. En el caso de la Vocalía de Igualdad y diversidad, surge de una comisión que comenzó hace un año, donde se estuvieron tanteando diversos temas y se han realizado cosas muy interesantes.

Justo en el clima en el que estamos actualmente, Violeta considera que más que nunca “los grupos de trabajo del CJA son muy necesarios, en especial el de igualdad y diversidad que trabaja con los colectivos oprimidos”.

Un Consejo de la juventud existe porque entendemos que las personas jóvenes tenemos una necesidades y vulnerabilidades distintas a las de otras personas y nos centramos en eso. Por otro lado, en el Grupo de igualdad y diversidad observamos otras muchas realidades que nos atraviesan y por las que trabajamos, como mujer joven, colectivo LGBT, personas migrantes,  jóvenes con discapacidad, etc.

Justo en este momento en el que parece que todo vale, que la realidad es completamente relativa, que proponer terapias de conversión es una opinión, que puedes quitar las políticas LGBT o contra la violencia de género por una cuestión ideológica y que además esto se someta a las urnas cuando son derechos fundamentales, Violeta considera que es aún más importante ser conscientes de que aunque el CJA no sea partidista, sí es un proyecto político. “No se trata de apoyar a ningún partido, pero tenemos la obligación de mostrar estas vulnerabilidades y trabajar sobre ellas”.

Existen varias maneras de participar, como campañas de sensibilización por redes sociales y con actividades, por ejemplo con talleres de empoderamiento de la mujer a través del baile, es decir, que además de bailar haya una reflexión detrás. También estamos teniendo mucho contacto con políticos y aunque es cierto que no se puede cambiar todo a nivel local, hay muchas cosas que sí se pueden. Por ejemplo, en Alcobendas en cuanto a recursos y presencia LGBT no se había trabajado nada hasta ahora, incluso “hasta hace muy poco éramos el segundo municipio con mayor número de agresiones homófobas”. Todo esto es lo que queremos abordar, que la diversidad esté presente más allá de las grandes capitales.

Desde la Vocalía somos conscientes también de que Alcobendas es un municipio con mucha desigualdad, “solo con un paseo desde Valdelasfuentes hasta el barrio centro, puedes observar la diferencia en cuanto al nivel adquisitivo y el lugar de procedencia de las personas”.

Es importante que esta Vocalía sea un eje central, no solamente por los tiempos que corren, sino también porque a día de hoy aún queda mucho trabajo por hacer para atender a las realidades y necesidades actuales, ya que existe una creencia de que “ya no es lo de antes” debido a los derechos que se consiguieron hace años, lo cual no quita que sea necesario seguir alzando la voz de quienes siguen sufriendo desigualdad y hacer incidencia política.

Además, es importante que desde el CJA se elaboren posicionamientos en materia de igualdad y diversidad, por ejemplo el mes que viene de cara al Orgullo en colaboración con la asociación LGBT Alcoiris estamos desarrollando un manifiesto que queremos llevar a la Asamblea para que todas las asociaciones del CJA también se posicionen. Otro ejemplo es en el marco de las fiestas de San Isidro donde ocurren situaciones de acoso y tocamientos, para evitar esto, si se trabaja previamente, visibilizando y haciendo a las asociaciones partícipes, es más probable que cuando se ponga un Punto Violeta, se entienda mejor cuál es su funcionalidad y mostrarán más rechazo ante estas actitudes.

“El Grupo de igualdad y diversidad es de los más activos actualmente y animamos a todo el mundo a participar”, nos comenta Violeta, ya que es importante que en el mismo grupo haya personas diversas, ya que en muchas ocasiones para hablar de algunas cuestiones y trabajar sobre ellas es importante que sean las personas que lo viven quienes lideren estos movimientos.

Animamos a la gente a que venga a probar y nos conozca. No es necesario involucrarse en todo, ya que se trata de un compromiso e implicación voluntarios en base a los intereses de cada joven y es una oportunidad estupenda para conocer qué está pasando en tu ciudad y sentirte participe.

Sergio López, de la asociación Roquenublo y vocal de Emancipación.

Sergio lidera la Vocalía de Emancipación y nos comenta que “es una Vocalía diferente a lo que habitualmente venía trabajando el CJA, ya que en los últimos años se ha centrado mucho en el ocio, tiempo libre y la educación no formal, que son áreas muy importantes pero también lo es que en Alcobendas se trabajen más políticas emancipatorias en relación al empleo y la vivienda”, que son unos de los grandes problemas que tiene la juventud actualmente. Además, desde los consejos locales, esta área está un poco abandonada, por lo que es importante mejorar las condiciones para que la juventud pueda establecer un proyecto de vida a través de un empleo digno y acceso a una vivienda con un precio asequible.

A nivel local, esta situación es grave, ya que los precios de los alquileres nos obligan a pagar una media de 110% de nuestros salarios, lo cual es inasumible y además, nos comenta Sergio, “habrá que ver cómo nos deja la crisis tras la pandemia y cómo trabajar sobre ello”.

Animamos a las jóvenes a unirse al grupo de trabajo de Emancipación, donde primeramente esclareceremos unos posicionamientos básicos y luego velaremos por construir los mecanismos y las herramientas necesarias para conseguir mejorar el acceso a la vivienda y a un empleo digno. Para esto se realizará una formación para conocer cómo es la situación del empleo joven en Alcobendas y también incidencia política para elevar los diferentes posicionamientos y poder transformar las instituciones a favor de nuestra realidad, como por ejemplo en los requisitos para obtener ayudas para la vivienda, que no son alcanzables para la juventud, para lo que también es imprescindible que en los espacios de participación y toma de decisión haya personas jóvenes y se tengan en cuenta sus realidades.

¿Cómo veis el futuro del CJA?

Violeta reflexiona que tras la elecciones se ha dado cuenta de que ha habido mucho voto individualista, sin una visión colectiva y gran parte del voto joven se ha movilizado hacia la defensa de los bares y el placer del momento sin velar por las consecuencias, pensando solamente a corto plazo y en uno mismo. Además, en la sociedad y el sistema económico en el que vivimos, se potencia un individualismo brutal y, como con el machismo, es difícil librarse de estas tendencias, pero desde el CJA podemos revelarnos, dejar de sentir impotencia y “hacer algo”, aunque para ello primero hay que involucrar a más personas para que participen y entiendan que podemos hacer una ciudad mejor para todas.

Javier considera que es importante que primero salgamos de nuestra crisis individual de participación y luego que seamos conscientes del poder que tiene el CJA como entidad, ya que somos un agente activo en la ciudad, somos quienes ponemos esas preocupaciones sobre la mesa y si no lo hacemos desde el CJA, nadie se va a dar cuenta de lo que está padeciendo la juventud. Además, considera que el CJA debe perpetuarse y facilitar el relevo generacional para que en momentos de cambio no haya que empezar de cero, sino que sea un trabajo paulatino en el que vaya entrando gente a los grupos y se les prepare para continuar con las labores y sepan enfrentarse a los problemas de la juventud.

Un importante número de las asociaciones que forman parte del CJA, las más veteranas, son las que se dedican al ocio, tiempo libre y la educación no formal. ¿Qué se pretende hacer para que se involucren en estos Grupos de trabajo?

Sergio nos comenta que es importante trabajar en politizar a las asociaciones que no sean sindicatos o de partidos, para lo que habría que hacer una labor de pedagogía en la que se comprenda que lo que se hace en todas las asociaciones es incidencia política de una forma u otra, no solo por colectivizar nuestros fines, sino también porque nuestra misión y visión contempla una serie de valores que son políticos, y que se trabajan también en los proyectos de las asociaciones de ocio y tiempo libre como por ejemplo el medio ambiente o los derechos laborales.

Es importante también transformar la idea de que el CJA sea un prestador de servicios hacia lo que verdaderamente somos, un agente social. El Consejo de la Juventud no representa a las asociaciones que lo forman, ni las asociaciones al CJA, sino que todas representamos a la juventud y tratamos de trabajar a través de distintos mecanismos para ser la voz de las jóvenes.

Violeta quiere añadir una reflexión sobre el trabajo voluntario que se hace tanto en las asociaciones como en el propio Consejo, ya que considera que hay que tener especial cuidado en que no se convierta en explotación laboral, ya que el voluntariado si no se es consciente del entorno y sus necesidades no tiene sentido, ya que son muchas las horas que se dedican al desarrollo de sus proyectos (programación, uso de espacios municipales, gestionar convenios, etc.) y que requieren de recursos humanos, por lo que habría que plantearse si las condiciones por las que se realizan esos trabajos voluntarios son acordes a las motivaciones y necesidades reales de la asociación y no simplemente ofrecer un servicio para el Ayuntamiento a bajo coste, porque quizá no sea necesario un proyecto de voluntariado sino que deben crearse puestos de trabajo para realizar esos servicios.