M-1-254528.jpg

España es el cuarto país europeo con más jóvenes pobres que trabajan

POBREZA JUVENIL

Dos de cada diez jóvenes españoles entre los 18 y los 24 años están en riesgo de pobreza pese a tener un trabajo, dato que coloca a España como el cuarto país de la Unión Europea con más chavales en esta situación, según cifras publicadas por la Oficina Estadística Europea (Eurostat).

El salario medio de estos jóvenes ronda los 9.300 euros anuales, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), sueldo con el que, difícilmente, pueden afrontar el pago del alquiler. De hecho, Eurostat señala que la edad de emancipación de los jóvenes se ha retrasado ya a los 29 años, con más del 60% de mayores de 25 viviendo aún con sus padres.

Según el análisis elaborado por Servimedia sobre los datos de Eurostat, más del 54% de los jóvenes entre los 25 y los 29 años que viven con sus padres sí tienen un empleo, pero con sueldos incompatibles con la emancipación.

Además, según datos recientes de Eurostat, el 26,7% de los jóvenes europeos emancipados viven en pisos sobreocupados, donde ni tan siquiera pueden disponer de una habitación propia.

El Consejo de la Juventud de España aseguró en su último informe de pobreza juvenil que ya son casi dos millones los jóvenes entre 16 y 29 años que están en situación de pobreza relativa y 600.000 en pobreza severa.

Las cifras de la Oficina Estadística Europea reflejan que tener un trabajo no es garantía para no ser pobre si se es joven. Si en 2007 eran un 7,5% los jóvenes con trabajo en riesgo de pobreza, diez años después ya son el 19%.

CONTRATOS TEMPORALES Y PARCIALES

No obstante, el país con más jóvenes pobres que tienen empleo es Rumanía, con una tasa del 28,2%, mientras que la media europea se encuentra en el 11%. Por el contrario, Eslovaquia, República Checa y Finlandia apenas tienen jóvenes pobres que trabajen, con porcentajes que en ningún caso superan el 5%.

La situación que refleja Eurostat sobre los jóvenes españoles responde en buena medida a la temporalidad de los contratos. Según datos de la Unión Europea, el 92,4% de los contratos que firmaron los menores de 30 años en 2017 fueron temporales, mientras que los contratos parciales son bastante comunes y un 16,9% son de apenas 10 horas por semana.

Servimedia (https://www.servimedia.es/noticias/11085439