Encabezado-web.png

MANIFIESTO ORGULLO LGTBI+ ALCOÍRIS

Hoy, desde Alcobendas, queremos alzar la voz por la lucha del colectivo LGTBI+. Una lucha histórica, cargada de pasado, presente y futuro.

Un pasado marcado por cada una de las voces que han existido a lo largo de la historia y que, de diferentes formas, han contribuido a que las personas LGTBI+ seamos cada vez más visibles, a que cada día tengamos menos miedo a ser, a expresarnos, a vivir. Un pasado lleno de personas que tuvieron que arriesgar sus vidas, sus cuerpos, su trabajo, sus familias, sus relaciones sociales. Un pasado que empieza mucho antes de Stonewall en 1969. Sin embargo, Stonewall supuso un punto de inflexión en la visibilidad y en la lucha colectiva.  Gracias a esas personas, a Stonewall y a las manifestaciones de 1977 aquí en España, en las que tuvieron, por cierto, un papel fundamental muchas mujeres trans, estamos hoy aquí.

En el presente, sin duda hemos avanzado en la conquista de derechos. Sin embargo, hay datos preocupantes que hacen que no podamos bajar la guardia. En el último informe del Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia se registraron 321 incidentes de distinta gravedad contra personas trans, lesbianas, gays, bisexuales… Y eso es sólo la punta del Iceberg, dado que la gran mayoría de incidentes (el 95% según la Agencia Europea de Derechos Fundamentales y el Observatorio) no se llegan a registrar. En el colegio, en el trabajo, en nuestra casa, en nuestro vecindario, en nuestro barrio, necesitamos sentirnos seguras, integradas. Los distintos convenios que el Ayuntamiento ha firmado para la formación en diversidad de nuestra policía local y nuestros jóvenes y familias son un paso adelante. Celebramos, así mismo, la colaboración del Ayuntamiento de Alcobendas con el estudio Envejece con Orgullo dirigido a nuestros mayores LGTBI+, a quienes debemos tanto y que, demasiado a menudo, deben volver al armario al llegar a la tercera edad. Aplaudimos el ciclo de cine LGTBI+ que ha contribuido a la visibilidad del colectivo en nuestra ciudad.

Sin embargo, hay personas y partidos políticos que fomentan el odio. No sólo hacia nuestro colectivo. También hacia las personas migrantes, hacia las personas racializadas, hacia las mujeres. Personas migrantes, racializadas y mujeres entre las que, por cierto, también hay personas LGTBI+ y que ven multiplicado su rechazo.. 

El futuro se presenta complicado. Pero ¿cuándo no lo fue? El odio parece irse instalando poco a poco en algunas instituciones, lanzando cantos de sirena  en redes sociales y medios de comunicación que, queriéndolo o no, están amplificando su impacto, reforzando el odio hacia la diferencia, infundiendo miedo, utilizando para ello las estrategias que sean necesarias para que su mensaje cale. 

Por ello, necesitamos seguir más unidas que nunca. Necesitamos que tanto dentro como fuera del colectivo nos tendamos la mano en una lucha que es de todas. Porque si retrocedemos en derechos, si dejamos que el odio se vaya instalando poco a poco, ese odio pronto se irá extendiendo hacia nuevos frentes que, posteriormente, serán objeto de sus amenazas.

Por eso, necesitamos una ciudad fuerte, que no tenga miedo a la diferencia y que la reivindique con orgullo. Queremos una ciudad que no calle ante las injusticias, que empatice con las personas con las que convive. Queremos una ciudad abierta, una ciudad acogedora, una ciudad en cuyo futuro quepamos todas y cada una de nosotras. 

Pero la realidad es que, a día de hoy, Alcobendas ocupa el 4º lugar entre los municipios de la Comunidad de Madrid que más incidentes de odio registraron en 2019 Por ello, tenemos que pedirle más a este ayuntamiento. La Comunidad de Madrid, 5 años después de haber aprobado la ley de protección contra la LGTBIfobia y la ley trans, sigue sin desarrollarlas, e incluso la Presidenta Ayuso ha amenazado con derogar algunos de sus artículos, Pero el Ayuntamiento de Alcobendas debe dar cumplimiento a dichas leyes dentro de los aspectos que le compete:

El Ayuntamiento de Alcobendas debe garantizar que no contrata con empresas que han sido condenadas en firme por discriminación.

El Ayuntamiento de Alcobendas debe tomar todas las medidas administrativas necesarias para garantizar que, en todos y cada uno de los casos en los que participe el ayuntamiento, todas las personas serán tratadas de acuerdo con su nombre elegido e identidad de género, garantizando su dignidad y su privacidad, aún cuando no se correspondan con los que aparecen en el DNI.

Las mediatecas deberán crear un fondo documental y bibliográfico de temática LGTBI+ respetuoso con los Derechos Humanos y nunca contrario al reconocimiento de la diversidad.

El Ayuntamiento debe, en cumplimiento con dichas leyes, conmemorar las fechas más relevantes que afectan al colectivo como el día del orgullo LGTBI+ y el día contra la LGTBIfobia así como ondear la bandera arcoíris para visibilizar la defensa de sus derechos. Además, la realización de todas estas campañas se deberá realizar en colaboración con las asociaciones del municipio más especializadas en la reivindicación del colectivo LGTBI+.

Los municipios son, además, los órganos administrativos de rango más bajo, siendo por tanto la administración pública más cercana a la ciudadanía y con mayores facilidades para elaborar planes de inclusión e igualdad, no solo formativos sino de apoyo y asesoramiento. Por ello, sigue siendo vital contar con la asesoría de sexualidad joven, una herramienta con décadas de experiencia situada en Imagina y que supone un gran soporte en el apoyo del asesoramiento al colectivo LGTB.

Queremos sentirnos orgullosas de Alcobendas y que Alcobendas se sienta orgullosa de nosotras.

Las personas que firmamos y alzamos la voz a través de este manifiesto nos comprometemos a luchar por ello.

Os dejamos un vídeo donde recogemos diferentes partes del manifiesto leídas por jóvenes de Alcobendas de varias asociaciones del Consejo: Alcoiris, Assex, Adilas, Papel Continuo, Lunaria, el Grupo de trabajo de Igualdad y Diversidad y el Consejo de la Juventud de Alcobendas.