Presentación número 9 de Generación Espontánea_ revista literaria

Lectura de textos de la revista, proyecciones y concierto de

Los Tikinautas (surf), Cosmen Adelaida (indie) y Red Lights (folk)

2 de abril de 2011 a las 21:00h. Centro Cultural Pablo Iglesias (Alcobendas)

C/Paseo de la Chopera 59_ Metro: L10 Marqués de la Valdavia

La revista literaria Generación Espontánea nace en 2005 con la intención de dar a conocer y publicar a escritores, fotógrafos y dibujantes emergentes. Durante estos años han colaborado artistas de renombre y creadores de talento. Todos ellos forman Generación Espontánea, un cúmulo de comprendidos e incomprendidos, visibles e invisibles, juntos colaborando para publicar una revista fugaz que no duda en reconocer que la creatividad solo tiene límites si se los damos.

El próximo 2 de abril dentro del programa Imagina tu noche presentamos por todo lo alto el número 9 en el Centro Cultural Pablo Iglesias de Alcobendas, para lo que contaremos con los conciertos de tres de los grupos más prometedores de la música alternativa madrileña: Los Tikinautas (surf), Cosmen Adelaida (indie) y Red Lights (folk).

Los Tikinautas www.myspace.com/lostikinautas
Cosmen Adelaida www.myspace.com/cosmenadelaida
Red Lights www.myspace.com/redlightsmb

La revista literaria Generación Espontánea se publica dos veces al año, con una tirada de 1.000 ejemplares impresos, y se distribuye gratuitamente en cafeterías, librerías y centros culturales de Madrid, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

Las anteriores presentaciones se realizaron en:

·         Imagina Casa de la Juventud de Alcobendas con los conciertos de Cous Cous Glam y Boat Beam

·         Bar Cool en San Sebastián de los Reyes con el concierto de The Ezra Beats

·         El Calvario bar en Lavapiés con el concierto de Marcus Doo and the Secret Familiy

·         El Calvario bar en Lavapiés con el concierto de The Ezra Beats

Editorial nº 0 (2005):

Arrojada a la hoguera de los tiempos la teoría de la generación espontánea, según la cual la vida surge sin más de la materia inerte, se hizo entender que todo organismo procede de un organismo anterior. Por estos pasadizos, llegaron a decir que las ideas también se comportan como los organismos y, de esta manera, se suceden unas a otras, evolucionan hacia formas más perfectas, se reproducen con la complaciente mitosis de células acostumbradas a la repetición y se devoran entre sí en un festín inacabable. En este devenir de ideas vieron la causa noble y limpia que engrandece la cultura. Sin embargo, la descomposición de antiguos pensamientos y el alumbramiento de otros nuevos genera irremediablemente mal olor, hasta el punto de que la cultura acabó convertida en un nauseabundo vertedero de ideas podridas. Dolidos estamos de la evolución, del ADN, de la selección natural, de la lucha por la vida, de herencias de bolsillo. Otros pensamientos nos llaman desde la nada, desde los áridos vacíos de una piedra, desde los sinlugares espontáneos. Otros microscópicos pensamientos se infiltran e incendian las moderadas fiebres de los biólogos de la cultura, se agolpan en un devenir caótico sin respetar los turnos de la evolución. Tienen embriaguez de oxígeno, escozor de aguarrás, dolor de muelas. Hagamos nacer nuestras nadas de las nadas más espontáneas; del aire, el fuego, el agua y la tierra, que no son sino la variante meteorológica del vértigo, la fiebre, la angustia y la muerte. Aspiremos en nuestro bacteriológico deambular a recorrer el campo de lo posible. Celebremos el absurdo y lo pitagórico, lo natural y lo extravagante, la tragedia de lo cotidiano y la cotidianeidad de la tragedia. Exploremos los límites conscientes de haber nacido por generación espontánea sin padre ni madre que nos ampare y de morir en los revisteros por generación espontánea. Vivamos nuestra corta vida bacteriana como apátridas en esta tierra de biólogos de la cultura sin caer en el plancton de sus cultivos. Cómo, si no por generación espontánea, pudo Gregorio Samsa convertirse en insecto. ¿Acaso se insinúa que fue obra de microorganismos? ¿Quién puede dudar de que la vida no sea capaz de aparecer súbitamente en una gota de agua sucia? ¿No nacen las lombrices del lodo, los gusanos de la manzana y los topos de la basura? ¿No brotan con un escozor los dientes de la boca de las palomas de ciudad? A saber: moriremos cuando muramos encharcados en los antibióticos de lo establecido, mas sepan que nacimos por generación espontánea y que después de nosotros se producirá, una tras otra, una nueva generación espontánea.

Más información en www.generacionespontanea.org / mail: generacionespontanea@gmail.com


Ver mapa más grande

Metro: L10 parada Marqués de la Valdavia / salida Paseo de la Chopera.
Bus: 157 desde Pza. Castilla. Parada enfrente del Centro Cultural.
Cercanías: C4 Valdelasfuentes.
Coche: A-1 Salida 15. Tomar vía de servicio. Entrar a Alcobendas por el túnel debajo de la Menina . Todo recto.