noticia-Vivienda-intergeneracional-compartida-alcobendas.png

Vivienda intergeneracional compartida

UNIENDO GENERACIONES

El Ayuntamiento de Alcobendas lanza un programa de ‘Vivienda Intergeneracional Compartida’ un proyecto  piloto de convivencia entre mayores de 65 años que viven solos y jóvenes hasta 35 años.

Se trata de que el mayor comparta su vivienda habitual con un joven que necesite acceder a una y, a cambio, este le acompañe y comparta las tareas diarias para conseguir una convivencia beneficiosa para ambos.

El programa busca desarrollar un espíritu solidario y fomentar la creación de redes de apoyo intergeneracional e intercultural. Los mayores de 65 años que estén interesados deben vivir solos, tener autonomía personal y disponer de vivienda propia o estable con condiciones de habitabilidad y espacio suficiente para compartirla.

En el caso de los jóvenes menores de 35 años, tienen que estar empadronados en Alcobendas
y contar con recursos económicos suficientes para su sostenimiento autónomo. Además, deben poseer la sensibilidad y motivación para convivir con un mayor, ser comunicativos y dialogantes.

No realizarán aportación económica en concepto de alquiler, pero tendrán que abonar entre 50 y 100 euros mensuales por gastos de electricidad, gas y agua, según los recibos de esos suministros.

Habrá una sesión informativa: los interesados en conocer este programa y aclarar sus dudas pueden acudir a la charla que tendrá lugar el lunes 19 de febrero, a las 17:30 h, en el Centro de Mayores de la calle Nuestra Señora del Pilar, 2.

Las solicitudes para participar en el programa Vivienda Intergeneracional Compartida pueden presentarse en el Centro de Mayores de la calle Orense, 7 o en la Bolsa de Vivienda de Imagina (c/. Ruperto Chapí, 18), donde se realizará una entrevista personal que permitirá elaborar una ficha con las preferencias, horarios y carácter de los participantes. Después, la Bolsa de Vivienda designará a un técnico que realice el seguimiento, la mediación y la información y ambas partes firmarán el acuerdo de convivencia inicial con un mes de prueba. Si todo va bien, tendrán que firmar el acuerdo
de continuación durante un año, que incluirá posibles cambios sugeridos por ambos.

La convivencia finalizará por voluntad de las partes, incumplimiento de los acuerdos de convivencia, sanción o conflicto grave.

[Noticias del Sietedías]